Aquí tenemos la segunda colaboración en Lectofilia. Viene fuerte.

El amor destruye

El amor pulveriza al hombre

Para usarle de mortero en una obra cada vez mejor

Abro mis heridas para todos ustedes

Para todos lo que pretenden

Para todos los que manipulan

Para todos los que día a día se levantan odiando la existencia

Para todos lo que exprimen las almas hasta que obtienen lo que quieren

Porque aún no me rindo

Porque aún le digo a mi padre que lo amo sabiendo que no me va a responder

Antes de que la tierra y sus entrañas me lo arrebaten y no pueda estar enojado con él

Para no olvidar jamás lo que deja en sus labios una vida llena de trabajo

Porque si estoy aquí arriba es que tengo algo que decir

Y quiero que sepan que he visto tantas mentiras que sé

Que la verdad, por más mísera, por más desalentadora

Vale la pena

Vale la pena arrancar las costras de la comodidad de las confabulaciones y ver cómo la vida juega y prestidigita con cada cosa que amamos del mundo mientras nos agarramos al cambio que queremos ver en nosotros y hacerlo cada día mejor

He sentido balas de cañón atravesándome cual soldado en guerra al ver a mi hermana enfermar

Mi piel se ha abierto poco a poco con la fría cuchilla del desengaño

He encontrado nudos en mi estomago cada vez que pienso en eso

En mi más grande herida

Quiero poder ser capaz de ver a mi madre y sentir que tengo el poder total de devolverle toda la cantidad de amor que siempre me ha dado

Quiero mirar a mi alrededor y ver a todos por quienes en realidad son

Poder encontrar a personas hermosas a donde quiera que vaya

Abrir poco a poco la brecha entre todo lo que creen que soy y lo que podría ser y dejar que poco a poco caiga sobre ustedes

Que la confrontación llegue en invierno

Que la aclaración esté en el horizonte

Y en nuestros corazones la llama ardiente de querer hacer de éste un lugar mejor

Que los paisajes hermosos no estén manchados de la pretensión de tomarles foto

Que las paredes escurran de sudor y emociones humanas

Como cristo clavado en su cruz

Como la corona del rey

Implantados

Irrevocables

Quiero poder ir a un lugar donde abunden los ojos sensibles y las memorias instantáneas

Donde los días no parezcan largos sin mi Spotify

Donde el arte no se manche de la pavonería de los vanguardistas mantenidos por sus padres

Donde pueda bajar de su título autonombrado a todos aquellos escritores que  creen que tienen algo que decir

También los que creen que copiar a sus ídolos los hace igual de buenos que ellos

Para ellos, que no saben que seguir la tradición no es sólo estúpido, sino irresponsable

A todos los que parecen perros lamiéndose su propio escroto con eso que acostumbramos a llamar “likes”

Que tragan todo lo que les dicen, todo lo que leen y escuchan

A ellos

Sepan bien

Que no mancharé mis atardeceres con un capricho

-D