Qué ching…

¿Existen las cosas infinitas? En efecto. El universo, por decir una; la estupidez humana, dicen otros. Una cosa más que es infinita, o al menos lo parece, es lo que existe para leer. Hay tanto por leer que resulta abrumador y complicado elegir con qué seguir después, los nombres, temas y tan variadas narrativas queSigue leyendo “Qué ching…”

Legión c.7: Risas

Años pasaron para que Umberto le dijera que irían a su primer caso. Ya a mitad de preparatoria, Santiago tenía otras preocupaciones a parte que la que ese día se le había puesto. Notaba que su cuerpo todavía no cambiaba, eso a pesar de que sus compañeros desde la secundaria presumían esos logros que noSigue leyendo “Legión c.7: Risas”

Legión c. 6: Guajolotas

El auto se mueve y balancea de ida y vuelta sobre el camino de terracería, sobre las piedras salidas de algún lado, en la irregularidad del camino por causa de la erosión natural. Los que en el auto van, son como esos muñecos cabezones que, dependiendo de hacia donde el carro se balancea, se muevenSigue leyendo “Legión c. 6: Guajolotas”

Legión c. 5: Nunca te disculpes por amar

Al pasar en frente de la casa de Matías ni siquiera quiso voltear ese día, sabía que su auto no estaría ahí, que nada de lo que estaba antes estaría ahí y que seguramente sólo vería un letrero de “se vende/renta”. Solamente apoyó su codo en la puerta del auto, y sobre su puño, suSigue leyendo “Legión c. 5: Nunca te disculpes por amar”

Legión c.4: Legión

Cuando llegaron al hospital, Matías apagó el auto y voltearon ambos, al mismo tiempo, hacia el mismo lado. Lo único que lo hacía especial es que ellos lo estaban buscando, querían llegar a él. Esta sería la duodécima noche que él iba a desvelarse a ayudar al exorcismo, su primer caso de exorcismo como tal.Sigue leyendo “Legión c.4: Legión”

Antihéroes

Evidentemente, todos hemos conocido a alguien que sabemos muy bien que no actúa de la forma… socialmente aceptada. Es decir, que se arriesga mucho con sus chistes, con su forma de vestir, que no hace lo que debería o lo hace a destiempo, no parece prestar la atención suficiente a la tarea en la queSigue leyendo “Antihéroes”

Legión c.3: No era por mí, era por ellos

Santiago se encuentra frente a su computadora con la mente en blanco, totalmente ido, eso es lo que diría cualquiera que lo viera en este momento: tiene el documento en blanco, en silencio. El silencio jamás había sido tan entorpecedor, nunca había pensado que podría ser tan pesado, una carga, un recuerdo. Nunca pensó queSigue leyendo “Legión c.3: No era por mí, era por ellos”

No, mamá, no soy satánico

El acto de crear conlleva más que inspiración. Es muy cierto que si no tenemos algo que contar, pues mejor nos callamos; igualmente, es evidente que si no sentimos ese impulso de hacerlo, mejor no llevarlo a cabo. La inspiración siempre es romantizada como una iluminación divina que te permite alcanzar cualquier cosa. Nada másSigue leyendo “No, mamá, no soy satánico”

Legión c.2: La primera vez

La primera vez que se dio cuenta de su habilidad fue en secundaria. No hubiera imaginado que eso cambiaría su vida de esa forma, tan radicalmente. Nadie sabe a dónde lo llevará un talento, pero esto había sobrepasado todo de forma irrevocable y, sobre todo, en tan poco tiempo. En cuestión de días pasó deSigue leyendo “Legión c.2: La primera vez”

Ya denle el Nobel

Uno de los más grandes escritores que jamás pisaron la Tierra, quizás el más grande escritor latinoamericano de todos, Jorge Luis Borges (a quien un mentecato llamó “Borgues”, aquí en México), no se ganó el Nobel por sus malas amistades. Otro condenado a la horca de ser nominado pero no ganar (aunque, en este caso,Sigue leyendo “Ya denle el Nobel”