Y la esperanza muere al último: capítulo final

–Chocaron. El presidente estaba con el vicepresidente, conversando y revisando algunas de sus acciones que tomarían como gobierno apenas instaurado. Debían velar por el bien de la nación, esa era su principal finalidad. Así que tenían que proyectar de forma correcta lo que harían. –Entendido. Voy para allá. El vicepresidente lo veía con los ojosSigue leyendo “Y la esperanza muere al último: capítulo final”

Y la esperanza muere al último

Sonó su celular, el nuevo que se acababa de comprar, que tenía mil aplicaciones y usos pero que sólo usaba para ver chistes y pornografía. Sonó con una tonada que su mejor amigo, hacía mucho, le había enseñado, una canción de amor. Era un número desconocido, pero él no lo vería, pues contestaría en automático,Sigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

Desde hacía algunos años, al secretario de seguridad, las sorpresas se habían hecho las únicas constantes en su vida. Esto, le daba un poco de esperanza. Cosa rara es, no la de la esperanza, sino que las sorpresas sean constantes, pues éstas son sobresaltos momentáneos, dados por una condición específica, cambios repentinos de paradigma, talSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

No ha llegado. Todavía quedaba algo de esperanza. El adulto joven cerró los ojos, había temido el momento, este justo momento, y a pesar de ello, sintió como si le echaran encima un balde de agua helada. Quería llorar, y la garganta le dolía en toda la extensión de la palabra, como si tuviera unaSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

21 La muerte del abstracto-paz y el viaje, por así decir, del abstracto amor por conseguir un nuevo cuerpo físico que cohabitar, trajo como consecuencia las características que el lector ya se ha de estar imaginando; sin embargo, no dejaremos esto ya como tema acabado, ya que con decir que la muerte del abstracto-paz haSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

20 Antes de la muerte de la pereza, pero luego de la explosión que sucedió justo en la retirada de la marea blanca, que bien funcionó como mar al momento de salir todo volando por los aires para luego desvanecerse como si nunca hubiera pasado; se llevó a cabo un funeral de toda esa genteSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

19 Como habremos visto, las temporalidades junto con sus espacialidades, por fin, ya se han puesto en su lugar, así que, al menos ahorita, hablaremos de un presente narrado en pasado, al menos en su tiempo verbal, aunque parezca contradictorio. Al menos, respetando también el tiempo que ya se había adoptado desde el inicio deSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

18 Las ansias son deseos reprimidos por un factor externo, un alcanzar de un objetivo que está muy a la mano, que se roza con las puntas de los dedos pero que aun no se puede tomar, que todavía no se puede hacer de uno, por eso es que nos son totalmente insoportables. Éstas crecenSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

16 La vida y el destino son cosas caprichosas, cosas que no pueden ser aplacadas como el niño que hace un berrinche, aunque ambas nos hagan sentir las ganas de dar un bofetón y acabar a tiempo con un comportamiento que podría volverse vicio. Y como el capricho así lo exige, veremos cómo en unSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

15 La cosa es obvia para el buen entendedor, para alguien que ya ha sumergido su mente en narrativas varias y sabe que sí se pueden y se valen estos recursos, pues de no ser usados, un verídico testimonio como éste se reduciría a una vivencia muy banal como la que está fuera de losSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”