Capítulo décimo quinto

Desde aquél día, tengo la sensación de estar sentado todo el tiempo en la habitación blanca de La Hermandad. Frente a mí, se encuentra alguien contándome algo, diciéndome algo. Esta situación es mucho más clara en mis sueños, en mis ensoñaciones, pero no hay momento del día que no me sienta observado, como si experimentaranSigue leyendo “Capítulo décimo quinto”

Desnúdame: capítulo segundo

Otro abrumadoramente sexual día de clases acaba y procedemos a guardar nuestros útiles escolares y sexuales en nuestras mochilas, todo dentro de un ambiente de arrimones y palmadas en zonas impúdicas. De vez en cuando, algo más. No sé si soy el único, tal vez por rarito, pero yo acabo muy agotado. Los demás noSigue leyendo “Desnúdame: capítulo segundo”

El literato mamador

Porque nadie lo pidió y porque a nadie le interesa, tenemos la cuarta entrega de estos abominables seres que ya hemos tratado en otros tres artículos sobre distintos tipos de mamadores, y hoy venimos con otro que tal vez no es tan popular pero no por eso deja de ser molesto como los otros. EsteSigue leyendo “El literato mamador”

Y la esperanza muere al último

17 ¿Ya mero llegamos? Es esa la frase o pregunta que el menor de edad diría ante la insistencia del viaje que se tornara largo a voluntad, eso si estos conceptos que usamos para la comprensión de las acciones humanas tuvieran voluntad propia como los humanos la tienen para poder volverse infinitos o inacabables, alSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

15 La cosa es obvia para el buen entendedor, para alguien que ya ha sumergido su mente en narrativas varias y sabe que sí se pueden y se valen estos recursos, pues de no ser usados, un verídico testimonio como éste se reduciría a una vivencia muy banal como la que está fuera de losSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

14 –Hola, buenos días. –Buenos días –contestó el detective algo sorprendido, de esas veces que nuestra mente se queda en blanco porque genuinamente era algo inesperado. Aunque, en su caso, era ya una ocasión que había repetido muchas veces en su cabeza, pero que al momento de verla realidad, también se sacó una sorpresa, ySigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

13 Para proseguir con lo que sigue, una leve interrupción en la línea temporal que veníamos manejando, que accidentada ya estaba, habremos de escuchar. Porque, sí, las líneas narrativas temporales también se escuchan, tanto como se leen, sienten, saborean, o cualquier sensación o sentimiento que usted aquí guste adjuntar. También se nos podrá decir queSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Perfección… literaria

Entre las variadas formas de crear en la literatura, hay dos que son, por sus características, ciertamente contrarias pero al mismo tiempo son, en sí, lo mismo: se encargan de contar una historia, de crear un mundo ficticio a través de las letras. ¿Por qué contrarias? Por su longitud, mientras una debe ser breve, laSigue leyendo “Perfección… literaria”

Educación en tiempos de contingencia

Por Cris Rodríguez En estos tiempos de contingencia, mucho se ha visto en las redes sociales acerca de la educación que, la mayoría, está llevando on-line. Me ha tocado ver mamás y alumnos quejándose de la cantidad de trabajo. Algunos de esos comentarios, son de las mamás que dicen no poder lidiar con sus hijosSigue leyendo “Educación en tiempos de contingencia”

Y la esperanza muere al último

12 ¿Cómo estás?, Yo apenas llegué, y bien, gracias a dios… No, no te preocupes, no me mareé en el avión, creo que por eso de lo que pasa, hasta leí, imagínate… Sí, a lo mejor. ¿Y cómo está mi hijo? Bien, supongo… No me digas, ¿ya lo llevaste al doctor?… Qué bueno, mi vida,Sigue leyendo “Y la esperanza muere al último”