Legión capítulo final: Justicia

Nunca antes había estado en silencio, solo. El silencio, la ausencia de sonido, en especial de la música, le es insoportable, aunque también debe admitir que estar todo el tiempo expuesto a escuchar un espectro, le resulta estresante en proporción directa. Una vez vio un dato curioso en internet que le pareció de lo másSigue leyendo “Legión capítulo final: Justicia”

Legión c. 11: La casa

Santiago se quedó de pie ante la casa. Vio el jardín, que era tan colorido como lo sería un sueño, uno de esos sueños agradables cuyas tonalidades son tan vivas como la fantasía misma. Algo parecía atraer de esta casa de las demás, algo la hacía resaltar, pero no siempre que algo sobresalga, signifique queSigue leyendo “Legión c. 11: La casa”

Legión c.9: Entrevista con Lucifer

–Hay uno que dice ser Lucifer… Cuando Umberto le dijo que, por fin, entre tantos casos en lo que él podría efectuar liberaciones, auxilio o simples favores a entes que no radican en una realidad que, desde hace muchos ayeres, no le parece la más tangible; Santiago dejó de hacer todo lo que tenía pendienteSigue leyendo “Legión c.9: Entrevista con Lucifer”

Qué ching…

¿Existen las cosas infinitas? En efecto. El universo, por decir una; la estupidez humana, dicen otros. Una cosa más que es infinita, o al menos lo parece, es lo que existe para leer. Hay tanto por leer que resulta abrumador y complicado elegir con qué seguir después, los nombres, temas y tan variadas narrativas queSigue leyendo “Qué ching…”

Legión c.8: María Magdalena

La luz se filtraba tenuemente a través de la cortina. Hacía rato, Matías se había levantado a abrir la ventana para permitir que el aire circulara. Habían empezado a sudar de nuevo, pero ahora solamente estaban acostados, Matías sobre su costado izquierdo, Santiago sobre el derecho para tener la oreja libre y escuchar la vozSigue leyendo “Legión c.8: María Magdalena”

Qué ching…

¿Existen las cosas infinitas? En efecto. El universo, por decir una; la estupidez humana, dicen otros. Una cosa más que es infinita, o al menos lo parece, es lo que existe para leer. Hay tanto por leer que resulta abrumador y complicado elegir con qué seguir después, los nombres, temas y tan variadas narrativas queSigue leyendo “Qué ching…”

Legión c. 5: Nunca te disculpes por amar

Al pasar en frente de la casa de Matías ni siquiera quiso voltear ese día, sabía que su auto no estaría ahí, que nada de lo que estaba antes estaría ahí y que seguramente sólo vería un letrero de “se vende/renta”. Solamente apoyó su codo en la puerta del auto, y sobre su puño, suSigue leyendo “Legión c. 5: Nunca te disculpes por amar”

Legión c.4: Legión

Cuando llegaron al hospital, Matías apagó el auto y voltearon ambos, al mismo tiempo, hacia el mismo lado. Lo único que lo hacía especial es que ellos lo estaban buscando, querían llegar a él. Esta sería la duodécima noche que él iba a desvelarse a ayudar al exorcismo, su primer caso de exorcismo como tal.Sigue leyendo “Legión c.4: Legión”

Legión c.3: No era por mí, era por ellos

Santiago se encuentra frente a su computadora con la mente en blanco, totalmente ido, eso es lo que diría cualquiera que lo viera en este momento: tiene el documento en blanco, en silencio. El silencio jamás había sido tan entorpecedor, nunca había pensado que podría ser tan pesado, una carga, un recuerdo. Nunca pensó queSigue leyendo “Legión c.3: No era por mí, era por ellos”

No, mamá, no soy satánico

El acto de crear conlleva más que inspiración. Es muy cierto que si no tenemos algo que contar, pues mejor nos callamos; igualmente, es evidente que si no sentimos ese impulso de hacerlo, mejor no llevarlo a cabo. La inspiración siempre es romantizada como una iluminación divina que te permite alcanzar cualquier cosa. Nada másSigue leyendo “No, mamá, no soy satánico”