Y la esperanza muere al último

15 La cosa es obvia para el buen entendedor, para alguien que ya ha sumergido su mente en narrativas varias y sabe que sí se pueden y se valen estos recursos, pues de no ser usados, un verídico testimonio como éste se reduciría a una vivencia muy banal como la que está fuera de losSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y, de repente, había leído 100 páginas

“–Aquí nadie es joven. Ben nunca fue joven. Yo nunca fui joven. Probablemente tú también fueras un niño viejo, y te caemos bien porque puedes hacer el papel que quieras. Actuar es un juego maravilloso, ¿verdad? Te gusta venir aquí porque el resto de tu vida se desvanece. Nunca mencionas a tu mujer, así queSigue leyendo “Y, de repente, había leído 100 páginas”

Y la esperanza muere al último

14 –Hola, buenos días. –Buenos días –contestó el detective algo sorprendido, de esas veces que nuestra mente se queda en blanco porque genuinamente era algo inesperado. Aunque, en su caso, era ya una ocasión que había repetido muchas veces en su cabeza, pero que al momento de verla realidad, también se sacó una sorpresa, ySigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Y la esperanza muere al último

13 Para proseguir con lo que sigue, una leve interrupción en la línea temporal que veníamos manejando, que accidentada ya estaba, habremos de escuchar. Porque, sí, las líneas narrativas temporales también se escuchan, tanto como se leen, sienten, saborean, o cualquier sensación o sentimiento que usted aquí guste adjuntar. También se nos podrá decir queSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Perfección… literaria

Entre las variadas formas de crear en la literatura, hay dos que son, por sus características, ciertamente contrarias pero al mismo tiempo son, en sí, lo mismo: se encargan de contar una historia, de crear un mundo ficticio a través de las letras. ¿Por qué contrarias? Por su longitud, mientras una debe ser breve, laSigue leyendo “Perfección… literaria”

Educación en tiempos de contingencia

Por Cris Rodríguez En estos tiempos de contingencia, mucho se ha visto en las redes sociales acerca de la educación que, la mayoría, está llevando on-line. Me ha tocado ver mamás y alumnos quejándose de la cantidad de trabajo. Algunos de esos comentarios, son de las mamás que dicen no poder lidiar con sus hijosSigue leyendo “Educación en tiempos de contingencia”

Y la esperanza muere al último

12 ¿Cómo estás?, Yo apenas llegué, y bien, gracias a dios… No, no te preocupes, no me mareé en el avión, creo que por eso de lo que pasa, hasta leí, imagínate… Sí, a lo mejor. ¿Y cómo está mi hijo? Bien, supongo… No me digas, ¿ya lo llevaste al doctor?… Qué bueno, mi vida,Sigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Hay de putas a Putas

Hay muy pocas figuras tan enigmáticas, tanto en la literatura como en la vida cotidiana, como la de la prostituta, tanto en su trato como en su imagen, lo que se piensa de ellas, lo que se dice de ellas, lo que representan, lo que son, lo que querrían ser, cómo querrían ser, por quéSigue leyendo “Hay de putas a Putas”

Y la esperanza muere al último

11 Rememoremos ahora, aunque sea fugazmente como se verá a continuación, a uno de los personajes que se habían quedado en el olvido de este verídico testimonio, pero no porque se haya descuidado al personaje en sí, cosa que sería condenatoria del narrador, sino porque se decidió respetar la privacidad del mismo, privacidad expuesta, yaSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

El día que Judas se quedó sin Jesús

Ve al cielo y yo estaré ahí, seré una estrella siempre presente. Eso le dijo Jesús dos veces en la vida: dos. Judas comprendió que las mismas palabras son cambiantes, no significan lo mismo. Lo aprendió de la mala manera el día que lo perdió, que no fue al morir él, Judas, sino cuando JesúsSigue leyendo “El día que Judas se quedó sin Jesús”