Y la esperanza muere al último

1 Y la pereza había muerto. Depuso el arma. Olvidó su propósito no porque quisiera así el destino, sino porque una bala, que significaba una vida, no cambiaría el curso de la historia. Solamente una noticia lo había impresionado de esa manera, un fatídico inicio de año en el que el hombre que lo sabíaSigue leyendo “Y la esperanza muere al último”

Miego: Damián

Imagínense un mundo sin guerras ni catástrofes, imagínense un mundo sin gobiernos opresores y malhechores, malvivientes, malvividos, malparidos, mal nacidos, malandrosos, mal formados. Imagínense que ningún evento es más importante que el del maestro que logra que sus alumnos aprendan, que el del bombero salvando un gatito atrapado en un árbol. Imagínense un mundo dondeSigue leyendo “Miego: Damián”

Miego: Demian

Despierta. Olvida. Demian conocía la felicidad, pero ahora no sabe si lo que era, era eso, ser feliz, pues ¿cómo saber que uno es feliz cuando ese concepto mismo es en sí inalcanzable? Bueno, él cree, y es que ¿qué concepto no lo es? Vaya, que vive en la época en que todo es unSigue leyendo “Miego: Demian”

Miego: Demian

Dígame usted (o dime si no te gusta que te hablen de usted, porque hay cada acongojado que por cualquier idiotez se siente más viejo o vieja): ¿qué haría, qué le pasaría si se llegara a ver a sí mismo durante esa etapa de desnudez? ¿Por qué desnudez? Porque esa transición niño-adulto, que se llamaSigue leyendo “Miego: Demian”

Todos deberíamos ir a terapia

Resulta ser que todas nuestras acciones están guiadas de alguna forma por nuestro inconsciente. Este no es un aliado cuando de sentirnos mejor se trata y hasta es el culpable de que hagamos cosas que nos guíen a hacernos sentir mal. Nos sentimos mal porque nosotros mismos lo provocamos aunque no nos demos cuenta deSigue leyendo “Todos deberíamos ir a terapia”