Desnúdame: Capítulo final

Silencio. Murmullos. Silencio como estar bajo el agua sin la incómoda sensación de taponeo. El aire es límpido, me atrevería a decir cristalino, aunque no sea la forma correcta de decirlo. Hay una luz blanquecina. He descansado lo suficiente. La luz es natural, viene del sol, uno brillante pero discreto que pareciera querer despertarme pocoSigue leyendo “Desnúdame: Capítulo final”

El rebelde mamador

Rebelar no es lo mismo que revelar, y a pesar de su diferencia, ambos pueden ser la metáfora, el lenguaje retórico el uno del otro que podría tener hasta cierta poesía en su uso, un juego, como quien dice, buena onda. Rebelar significa sublevarse ante el tirano, ante aquel que, con su normatividad impuesta, atacaSigue leyendo “El rebelde mamador”

La guía del pescado del fin del mundo

El descubrimiento más agradable que más he gozado este año es, sin duda, la trilogía de cinco partes de Douglas Adams, y me justifico de esa manera pues a Houellebecq lo conozco desde el año pasado, y apenas leí a Frédéric Beigbeder, en el cual, me quiero profundizar más para tomar una postura bien definidaSigue leyendo “La guía del pescado del fin del mundo”

Las monstruosidades maravillosas de Chuck

“No importa el dinero que tengas en el banco. No eres tu trabajo. No eres tu familia y no eres quien te dices que eres… No eres tus problemas… No eres tu edad…” Y podríamos seguir con la letanía pero, antes, preguntémonos: ¿Qué clase de autoayuda es esta? Bien podría ser modelo de una deSigue leyendo “Las monstruosidades maravillosas de Chuck”

En defensa de quien no lo necesita: José Saramago

Está muy bien que exista la libertad de expresión y que cualquiera pueda decir su opinión respecto al tema que más se le dé la regalada gana, pero incluso al expresarnos debemos cuidar nuestras formas, modos y palabras. Umberto Eco había dicho una vez que el internet daba voz a legiones de idiotas, y esoSigue leyendo “En defensa de quien no lo necesita: José Saramago”

El cáncer me da optimismo

Lo bueno de la vida es que todo se arregla con un buen pensamiento, una bonita palabra, una imagen apócrifa de un famoso escritor, hombre de negocios, deidad religiosa, actor o actriz; con una bella frase que en su jodida vida dijo alguna vez. Porque ese es el secreto, sí, como el libro: uno atraeSigue leyendo “El cáncer me da optimismo”