El rebelde mamador

Rebelar no es lo mismo que revelar, y a pesar de su diferencia, ambos pueden ser la metáfora, el lenguaje retórico el uno del otro que podría tener hasta cierta poesía en su uso, un juego, como quien dice, buena onda. Rebelar significa sublevarse ante el tirano, ante aquel que, con su normatividad impuesta, atacaSigue leyendo “El rebelde mamador”

No entiendo el feminismo

Me da mucho gusto presentar la tercera colaboración de Lectofilia. Esta vez de una muy querida y entrañable amiga a la que respeto, admiro y quiero mucho. Esperamos sea de su agrado.   No Entiendo el Feminismo Me llamo Lucía y tengo cuarenta años. Fui criada por mi abuela, una mujer de pueblo nacida enSigue leyendo “No entiendo el feminismo”

¡Respeta, estúpida!

Érase una vez un político mexicano que dijo tras bambalinas: “si no te calmas, te parto la madre”; cosa que bien se hizo pública como “el respeto al derecho ajeno, es la paz”. Supongo yo que deformaron tanto las palabras del señor para poder poner su frase en los libros de texto gratuitos de laSigue leyendo “¡Respeta, estúpida!”

Hasta la madre de las distopías

Distopía es, según mi corto entendimiento, una sociedad perfectamente funcional con base en los antivalores ideales de nuestro imaginario colectivo. En otras palabras: sería esta comunidad que en lugar de realzar el respeto o tolerancia (por mencionar algunos) como nosotros creemos conocerlos; los retuerce de tal manera que su objetivo se vuelve a la inversa.Sigue leyendo “Hasta la madre de las distopías”